Es importante cuidar nuestra salud mental, ya que no le damos la importancia y la trascendencia que tiene. Porque si mentalmente y  emocionalmente no estamos bien, todas las áreas de nuestra vida estarán bloqueadas o en mal funcionamiento.

La salud mental abarca muchas cosas por ejemplo: nos irritamos muy fácil o somos demasiado agresivos; cambiamos de humor muy rápido; no dormimos bien; tenemos resentimientos con alguien o con la vida en general; somos envidiosos; nos sentimos menos o más que otras personas; tenemos algún tipo de adicción; sentimos que si perdemos a alguien o algo la vida se nos termina; estamos en una relación que no nos hace sentir bien; somos incapaces de tomar decisiones; nos afecta lo que piensen los demás de nosotros; somos demasiado celosos o posesivos; no somos capaces de perdonar; tenemos miedos irracionales o imaginarios; somos demasiado pesimistas; y así podría seguir enumerando un sinfín de cosas.

Pero todos los puntos anteriores, tienen que ver con salud mental y emocional, por esto es importante buscar ayuda y terapia, sin que nos de miedo o vergüenza que la gente que está a nuestro alrededor se entere que estamos acudiendo donde un psicólogo o un profesional de la salud mental.

El proceso terapéutico nos puede ayudar a:

  • Buscar las raíces del problema que se tenga y empezar a trabajar en esas heridas emocionales, para limpiarnos y sanarnos.
  • Ayudarnos a obtener herramientas, para cambiar pensamientos o creencias limitantes que nos están afectando en la forma de percibir la vida o las situaciones.
  • Obtener pautas para manejar de una forma adecuada las emociones.
  • Aprender a tomar decisiones y resolver conflictos.
  • Comprender y ser más empáticos con nuestros semejantes, ya que estos también están en su propio proceso interior y de pronto sin trabajarlo y ser conscientes de ello.

La terapia es individual y cada caso es único y particular, porque cada persona tiene su propia experiencia, su propia vivencia y su propia voz interior que le indica lo que le hace sentir cómodo o incómodo.

Los invito a cuidar de su salud mental, ya que  cuando nos sentimos bien y a gusto con nosotros mismos, sin pisotear a nadie en el camino, tenemos una vida tranquila y en paz, donde todo fluye. Eso no significa que durante nuestro transitar por esta vida, no tengamos dificultades y lecciones que aprender.

“No importa lo difícil que parezca, siempre hay un camino, cuando la fuerza viene del corazón” Anónimo.

Llame a Stella Vargas al 647-238-9920 o escriba a: stellavg8@hotmail.org