Cada uno de nosotros, somos seres únicos, irrepetibles, exclusivos, originales, inimitables, auténticos, genuinos, irremplazables por eso tenemos huellas  únicas y somos diferentes de todos los demás.

Cada uno de nosotros tiene su propia luz y su propia sombra. Pero debemos centrarnos en hacer resplandecer nuestra luz interior con las capacidades y habilidades que tenemos. Es por esto que no podemos compararnos con nadie, ni sentir envidia del otro, ya que tenemos nuestras propias cualidades y dones, de pronto es que no las hemos descubierto o simplemente están dormidas.

Cada persona tiene que vivir su propio proceso de evolución y aprendizaje, es por esto que no podemos involucrarnos y exigir que la otra persona sea como nosotros queremos, pues esa otra persona tiene su propia individualidad, su propio ritmo y su propio libre albedrío para que se comporte y actué de la forma que le parece más apropiada.

Por esto debemos respetar las diferentes formas de apreciar la vida, las diferentes creencias, las diferentes culturas y las diferentes formas de ser.

Porque todos estamos en un proceso de aprendizaje continuo y cada cual lo hace de diferentes maneras, lo que es bueno o mejor para nosotros, no significa que sea lo bueno y lo mejor para el otro llámese pareja, hijo, padre, hermano, primo, amigo o simplemente conocido.

Con esto comprendemos que no debemos juzgar ni criticar a nadie, pues cada cual está librando sus propias batallas y andando su propio camino de evolución y proceso interior.

Por lo tanto debemos honrar a todas las personas que se crucen en nuestro camino y darles las gracias por haber estado de una u otra forma y haber contribuido en nuestro desarrollo personal.

Y por último escuchemos nuestro corazón, nuestra voz interna o nuestra intuición, como quiera llamarla, en los procesos y aprendizajes que nos da la vida, de esta manera nos  estamos honrando a nosotros mismos y estamos  haciendo que nuestra  luz brille e ilumine el camino de otros con nuestro ejemplo de respeto y tolerancia hacia los demás.

Para ayudarte en todo este proceso llame a Stella Vargas al 647-238-9920 o escriba al email:stellavg8@hotmail.org.

Recuerda siempre que eres absolutamente único, al igual que todos los demás.-Margaret Mead.