Todos los seres humanos tenemos tanto energía femenina como masculina, pero las mujeres hemos perdido nuestra esencia …………..de creadoras, de ser capaces de mover montañas por estar llenas de amor, de sutileza, comprensión, intuición, sensualidad, de ver más allá de los limites, de llorar sin miedo a que nos critiquen , de sabiduría.

Que somos cíclicas, porque nos rige los 28 días, para tener un tiempo de menstruación que es muy importante, porque en este periodo  podemos dar vida a un ser o simplemente crear proyectos, ideas, etc., es decir generamos vida física o psíquica.

La menstruación en las civilizaciones antiguas era un don, pero hoy en día hay mujeres que reniegan o no les gusta ese periodo y la cultura y la medicina ha contribuido, que con píldoras desaparezca o se tenga en pocos periodos de 4 veces al año, o sea estamos perdiendo el poder de crear.

A la mujer se le enseno que se debe a su esposo, a sus hijos, a todo el mundo, pero nunca se le enseño que se debe a ella misma, a cuidarse no solo físicamente, sino en su parte mental y espiritual a que busque su esencia individual, sus propios talentos y virtudes y los ponga al servicio de la humanidad, de sus hijos, de sus nietos, de su descendencia.

Debemos reconciliarnos con nuestra propia naturaleza, no se trata de competir con el hombre y volvernos masculinas, no se trata de ser el complemento de ellos, se trata de cuando nos unamos a un hombre, esas dos individualidades formen una unidad, para formar un todo.

Como mujeres,  madres, abuelas, hermanas, tías, etc.  que somos, trasmitamos a nuestros hijos, a todos nuestros pequeños, a nuestra familia, esos dones y valores de amor, comprensión, compasión, respeto, tolerancia, valoración de cada uno de acuerdo a su naturaleza. De esta manera estamos aportando, para que esta sociedad y este mundo vuelva a recobrar los valores universales que debemos tener.

Si usted siente que no los tiene, porque es irritable, intolerante, incomprensible, que no la valoran o que está sufriendo de algún tipo de abuso, busque ayuda con un psicoterapeuta, con un psicólogo, para que vuelva a encontrar su camino y a reconectarse con su esencia, para ser ejemplo y guía de paz  y tranquilidad.

 

Rubdhy Stella Vargas
Psicoterapeuta