Algunas personas sufren de inseguridad, no se sienten amados (as), dudan de sí mismos, le tienen miedo a la crítica, al rechazo, a la desaprobación de los demás, se sienten menos que otras personas, etc.

Y esto continua y se repite por los pensamientos que se tienen o por el dialogo interno consigo mismos, que hace, que no se crea en las propias capacidades y que se tenga miedo.

Algunas de  las razones por lo que esto pasa es:

  • Por experiencias del pasado, donde fueron criticados, ignorados, ridiculizados, fueron blanco de burla y esto se quedó grabado en el consciente y subconsciente.
  • Por haber crecido en una familia perfeccionista, donde sí se hacía algo, se debía hacer perfecto o si no, no servía. Es decir excesiva exigencia.
  • Por vivencias traumáticas.
  • Por una pérdida importante, como trabajo o pareja.
  • Por tener una personalidad dependiente.

Y podríamos seguir enumerando muchas cosas más.

Nos han educado en base a  la competitividad y a la comparación y esto no ayuda en nada para ser seguros.  Pero tenemos que tener en cuenta que somos únicos e individuales y que por lo tanto tenemos cualidades y habilidades específicas  y que nadie es mejor que nadie, porque cada uno es bueno para algo.

Cada persona es linda y hermosa físicamente como es, que hay gustos para todo el mundo y que siempre habrá una persona a la que le gustemos y que nos quiera y nos acepte tal y como somos y que encontraremos el trabajo donde estemos realizados.

Solamente tenemos que valorarnos, descubrir lo bonito y perfecto que es nuestro cuerpo y cuidarlo amarlo y respetarlo. Descubrir las destrezas que tenemos y explotarlas, compartirlas y ponerlas al servicio de la humanidad, sin competencia sino en colaboración.

Las debilidades tratar de volverlas fortalezas y si no se puede, aceptarlas pero de corazón, sin que nos amarguen, sin que nos quiten el sueño.

Confiemos en nosotros mismos, en nuestras capacidades, pero siempre teniendo en mente ser mejor, para nosotros mismos, para evolucionar, para crecer como personas, para sentirnos en paz, en armonía, con tranquilidad y amor permanente para nosotros y para los demás.

En muchas ocasiones, para lograr valorarnos y dejar atrás nuestras inseguridades y miedos, necesitamos ayuda con un profesional especializado en el área, alimentemos y cuidemos nuestra parte emocional y mental, eso nos dará mejor calidad de vida.

 

Rubdhy Stella Vargas
Mental health Counsellor