Existen muchas definiciones de lo que es el Amor  y una de ellas es:

“Un conjunto de comportamientos y actitudes incondicionales y desinteresadas”, pero muchas veces, algunos actos que se hacen con la pareja, son más bien una manifestación de desamor y egoísmo.

El  Amor está hecho a la medida del que ama. Se construye la experiencia afectiva o la relación con lo que se tiene en el  interior. El Amor es lo que somos; si eres irresponsable, tu relación afectiva será irresponsable; si eres deshonesto, tu relación afectiva estará llena de mentiras.

Si te asusta amar, te sientes vulnerable y no te parece seguro, porque tienes miedo que te  hieran, son tus propios miedos, tus propias angustias, no las del otro.

Si te da miedo el rechazo, finges comportamientos o cosas que no tienes, es que en realidad tú no te aceptas como eres y ese es tu problema, no de tu pareja.

Si te involucras o empiezas  una relación donde desencadenas dramas, celos, posesión, control, maltrato, mentiras, es porque no has resuelto miedos e inseguridades propias.

Si comienzas una relación por llenar alguna necesidad como soledad o compartir gastos, vas derecho a un fracaso, no estas siendo honesto y es tu necesidad.

Si estas convencido(a) que vas a cambiar a tu pareja, estas equivocado(a) y te engañaste, porque las personas cambian solo si ellas quieren, no porque quiere su pareja.

Si inicias una relación esperando que el otro te haga feliz, no lo conseguirás, porque tú debes ser feliz por ti mismo y luego compartir esa felicidad con tu pareja.

Por eso es necesario que trabajes, con tu interior, en tu auto conocimiento, en tus miedos, frustraciones, temores, heridas, sueños, ilusiones y  sanar todas tus  heridas emocionales  y así conocerte y amarte  a ti mismo, para que puedas amar a otras personas, porque no puedes dar, de lo que no tienes.

Cuando sanas tus heridas emocionales e  inicias una relación, es porque lo quieres y no, porque lo necesitas, lo harás porque decidiste unir tu vida a alguien para compartir, crecer, ser feliz y disfrutar lo que son.

“La pareja es un punto de apoyo y no una fuente de angustia”.

Rubdhy Stella Vargas
Psicoterapista